Las Mechas iluminan el cabello, dan más volumen a la melena, suavizan las facciones… No hay duda de que hacerse unas mechas es una buena decisión. La regla de oro es huir de los contrastes muy acusados. Para ello, hay que tener en cuenta el tono del pelo y de la piel. Una mujer muy morena, por ejemplo, no debería hacerse unas mechas muy claras. Lo ideal es o bajar más de dos o tres tonos. Dependerá del efecto que se quiera conseguir. Para lograr un resultado natural, se recomienda aplicar las mechas en las zonas del pelo que suelen aclararse con el sol (medios y puntas). Para rejuvenecer el rostro y darle mayor luminosidad, se aplican en el flequillo y los laterales. Cuanto más finas son las mechas, más naturales resultarán. Si, por el contrario, buscas un efecto más contrastado, puedes optar por unas mechas de mayor grosor. En este caso, se recomienda realizarlas en menos cantidad y más localizadas. Las mechas pueden resultar muy útiles para disimular las canas. Cuando son pocas, se pueden cubrir totalmente con el color. Si son numerosas, se realizarán mechas muy claras para que las canas se confundan con ellas. Combinando varios tonos conseguirás un efecto más natural y con mucho brillo.

Mercedes Peluqueros te explicamos cuáles son las más favorecedoras y cómo debes cuidar tu pelo para mantener el color de tus mechas. 

  • Mechas californianas o surferas:

    El peinado más trendy de las últimas épocas estivales ha sido lucir mechas californianas, que consisten en un degradado difuminado: de tonos oscuros en la raíz a tonos más claros en las puntas. Este tipo de mechas intentan imitar el efecto decolorado producido por la acción solar tras un largo periodo en la playa, como les pasa a los surferos en California. De ahí su denominación.
  • Mechas clásicas y reflejos:

    Son las opciones que puedes elegir para iluminar todo tu cabello. Consiste en aplicar el tinte en pequeños mechones a lo largo de la cabeza. Son las técnicas más utilizadas en salones.
  • Tiguer eye:

    Esta técnica consiste en conseguir un efecto como el de la piedra "ojo de tigre", de ahí su nombre. Mecha perfecta para dar movimiento a pelos castaños.
  • Balayage:

    El resultado de esta técnica es una mecha con efecto degradado desde la raíz hasta las puntas de tu pelo (a diferencia de las californianas, que se realiza desde medios).
  • Babylights:

    Consiste en la aplicación del tinte en mechones muy finos, desde la raíz, para conseguir un efecto degradado de más oscuro a claro. (Es una opción dentro de la técnica balayage).
  • Bronde:

    Ideal para los cabellos morenos, esta opción crea una fusión entre el color natural y un par de tonos más claros simplemente para conseguir un efecto de más movimiento. También es perfecto para las que no se atreven a dar el salto a algo más evidente como las californianas.

En Mercedes Peluqueros te asesoramos de manera personal no dudes en acudir a nuestra peluquería en Ávila.